por que tengo mal aliento

¿Por que tengo mal aliento? – Ataca la causa, No la consecuencia!

¿Sabes cómo se causa el mal aliento? Pues a través de bacterias que crecen en la boca y producen malos olores. Cuando no te cepillas adecuadamente ni usas el hilo dental de manera regular, las bacterias se acumulan junto con restos de alimentos de alimentos que quedan en tu boca y entre los dientes. Estas bacterias empezaran a emitir azufre, y debido a este componte se produce el mal aliento. Si te preguntabas, ¿por qué tengo mal aliento?, ya tienes una idea.

Si cepillas y usas hilo dental en tus dientes de manera adecuada y visitas a tu odontólogo frecuentemente, pero tu mal aliento persiste, es posible que tengas un problema médico crónico. Puede ser sinusitis o alguna enfermedad de las encías. Llama a tu médico si sospechas de algún otro problema y él puede ayudarte a resolverlo de manera profesional.

Una de los posibles problemas por los cuales se hace presente el mal aliento, es algún trastorno del tracto digestivo, como una ulcera, enfermedades de reflujo o gastrointestinales. Estas son algunas de las causas que te llevan a preguntarte ¿por qué tengo mal aliento?

Posibles Causas del Mal Aliento

Además de las condiciones que se mencionaron anteriormente, puede haber otras que dan respuesta a la pregunta de ¿por qué tengo mal aliento? Algunas veces se produce el desagradable olor bucal por problemas de mala digestión y/o fermentación de los alimentos en los intestinos.

Estas diversas causas relacionadas al mal aliento originado en el estómago, cualquier trastorno relacionado con el mal funcionamiento de esta parte del aparato digestivo puede afectar tu aliento. Los ácidos estomacales, pueden dar origen al aliento desagradable que se manifiesta en la boca.

Una ulcera, el consumir productos lácteos y tener una mala digestión también ocasiona mal aliento, ya que muchas veces nuestro organismo tiene dificultades para digerir y procesar ciertos alimentos, como los lácteos.

Estos tardan más tiempo para ser digeridos y necesitan  de una mayor cantidad de ácidos del estómago. Al producirse más ácidos, se ocasiona el fuerte olor bucal. La interrogante de ¿por qué tengo mal aliento?, tiene muchas posibles respuestas.

El estreñimiento es otra causa de halitosis, ya que al no desecharse lo que el cuerpo no necesita, es dañino para nuestro organismo. Esto afecta nuestro intestino y por lo tanto da lugar al desagradable olor cuando hablamos.

Hay personas que tienen un PH salival demasiado ácido el cual se puede presentar en las caries dentales. Esto produce directamente un mal olor en la boca. Por las noches, se debe tener especial cuidado, ya que al dormir las bacterias se multiplican en gran manera, porque se reduce la producción de saliva.

Muchas personas se preguntan ¿por qué tengo mal aliento?, pero se dejan de lado ciertos elementos que parecen no importar, e inciden en la presencia de halitosis. Si se sufre de diabetes, también existe el riesgo de padecer de mal olor bucal.  Esto se debe a que hay un desorden en el páncreas, por el cual muchas veces el organismo no procesa la insulina, sino grasas vegetales, que deriva en un olor como a manzana descompuesta en nuestra boca.

Las prótesis y ortodoncias requieren de un aseo especial, pues se acumulan restos de comida entre ellos, los cuales son un foco de bacterias y gérmenes. Los brackets son un fácil lugar donde se acumulan los microorganismos, estos se van almacenando y pueden causar mal aliento si no se cumple con la limpieza adecuada. “¿Por qué tengo mal aliento?” Sigue conociendo.

Otra causa puede ser la periodontitis. Se caracteriza por una inflamación de los ligamentos dentales, provocada por la proliferación de bacterias. Igualmente la gingivitis, es la inflamación en las encías provocada por el exceso de residuos en la boca, generando sangrado, inflamación y muerte del tejido blando.

Si has visitado a tu odontólogo y tienes ausencia de caries o enfermedades periodontales, podemos asociar el mal aliento con las bacterias que viven en la lengua. Si es tu caso, con un buen cepillado o un limpiador de lengua puede ser suficiente eliminar el olor. Son muchas las cusas del “¿por qué tengo mal aliento?”. Hay que estar atento ante la mínima señal de esta condición.

Factores que Promueven la Aparición del Mal Aliento

Si aun te preguntas ¿por qué tengo mal aliento?, muchas veces algunos factores como la alimentación o los hábitos que tenemos, afectan el olor de nuestra boca. Conoce algunos de estos factores.

  • Alimentos tales como la cebolla y el ajo. O incluso las bebidas como el café, el alcohol y fumar producen un mal aliento.
  • Mala higiene bucal. Fomenta la aparición de placa, y junto a los residuos de alimentos que quedan entre en los dientes, generan un desagradable olor en la boca.
  • Mala limpieza de las dentaduras postizas.
  • Surcos en las amígdalas que se llena de residuos orgánicos y bacterianos, que general mal aliento.
  • Infecciones del tracto respiratorio, garganta, senos paranasales y pulmones.

Comidas que Facilitan el Mal Aliento

La pregunta de ¿por qué tengo mal aliento? no solo tiene respuesta en causas patológicas o de limpieza dental, sino que la alimentación influye mucho en la aparición de esta condición.

Por ejemplo, ciertos alimentos, especialmente el ajo y las cebollas, contienen aceites intensos que se incorporan al flujo sanguíneo por medio de la mucosa gástrica, luego son llevados a los pulmones, y finalmente hacia afuera por la boca a través de la saliva.

Sin duda alguna, el ajo encabeza la lista de los alimentos que producen mal aliento. Esta es una desventaja de este alimento que, por otro lado, nos brinda interesantes propiedades nutricionales y medicinales.

No es de prohibirlo, sino de evitar consumirlo en exceso y, después de comerlo, cepillarse bien la boca y utilizar hilo dental para eliminar cualquier resto que pudiera haber quedado entre los dientes o en la lengua.

La cebolla, es saludable en algunos aspectos, pero también desprende un intenso olor que no desaparece fácilmente, y al igual que el ajo, al ser consumida puede provocar mal aliento. La Cebolla tiene un compuesto de azufre, lo cual se convierte en un entorno atractivo a las bacterias que producen el mal aliento en nuestra boca.

Esto se debe a que contiene gran cantidad de  compuestos sulfúricos que se incorporan al torrente sanguíneo. Lo que debemos hacer después de comer cebolla es cepillarnos muy bien la boca, usar hilo dental y enjuagarse varias veces al día. Estos alimentos pueden ser la respuesta de “¿por qué tengo mal aliento?”.

Los productos lácteos es otro grupo de alimentos, que favorecen la acumulación de aminoácidos en lengua y dientes, convirtiéndose, por acción de las bacterias, en componentes sulfúricos causantes del mal aliento. El consumo de quesos o cualquier producto a base de leche también son causas de una mala digestión lo cual produce un desagradable olor bucal.

Muchas veces nuestro organismo tiene dificultades  para descomponer estas proteínas, lo que ocasiona que los aminoácidos se acumulen en su organismo convirtiéndose en compuestos de azufre.

Los dulces, gomitas y otras golosinas con excesivo nivel de azúcar, favorecen el rápido crecimiento de los gérmenes en la boca debido a su alto contenido en azúcares.  No solo permanecen más tiempo en la boca, sobre todo cuando se quedan adheridos al esmalte de los dientes, sino que aumentan la sensación de sequedad. Todo esto contribuye a la creación de placa en los dientes, que causa la enfermedad de las encías y las caries dentales.

También el alcohol al ser consumido, pasa al intestino delgado para ser posteriormente eliminado por el hígado, pero una pequeña parte de este se introduce en el torrente sanguíneo a través de la membrana mucosa.

Esa pequeña dosis se elimina a través de la orina, el sudor y del aliento, lo que provoca su mal olor y sabor. Además de esto debemos añadir que las bebidas alcohólicas resecan la boca, siendo esto un punto a favor de los microorganismos que general este mal. Antes de preguntarte ¿por qué tengo mal aliento?, lo ideal es que revises tus hábitos alimenticios.

Incluso el consumo de carnes faceta nuestro aliento. ¿Quién iba a decir que el comer carne nos puede producir mal aliento? Esto se debe a los residuos que suelen quedar entre los dientes, y la carne es de muy fácil descomposición, por lo cual las bacterias reaccionan rápidamente ante este proceso.

Además, la carne es un alimento de digestión un poco más lenta y consumirlas en algunos horarios puede producir mala digestión, lo que es una de las causantes del mal aliento. Igualmente entran en este grupo: Los embutidos, las salchichas, el atún y las anchoas.

Cada vez que te preguntes, “¿por qué tengo mal aliento?”, revisa antes tus hábitos de limpieza bucal, tu alimentación y si tienes algún vicio. Muchas veces no nos percatamos que simples cosas de nuestra rutina diaria, pueden generar un mal olor bucal.